Comienza la legalización del dióxido de cloro para pacientes COVID en Brasil

El proyecto de ley obliga a los servicios de salud a suministrar dióxido de cloro a los pacientes que así lo quieran para tratar el Covid-19 en Brasil.Los pacientes podrán decidir libremente usar la sustancia, que fue prohibida por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil.

El proyecto de ley 192/21 obliga a los servicios de salud públicos y privados a suministrar el producto dióxido de cloro, conocido por las siglas MMS, a los pacientes diagnosticados con Covid-19 que quieran utilizar la sustancia contra la enfermedad. El texto se encuentra en trámite en la Cámara de Diputados. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), incluso antes del inicio de la pandemia Covid-19, ya había prohibido el uso de dióxido de cloro como medicamento.

El autor del proyecto de ley, el diputado Giovani Cherini (PL-RS) no está de acuerdo con Anvisa. “Estamos perplejos por la observación de la existencia de sustancias de fácil acceso para el hombre, que tienen evidencia científica de su utilidad y efectividad terapéutica contra Covid-19, pero que simplemente son ignoradas por la medicina moderna, los servicios de salud y las autoridades sanitarias”, dice Cherini.

«El dióxido de cloro es un potente agente que elimina varios microorganismos patógenos», agregó.

Según el diputado, «el dióxido de cloro es un potente agente que elimina varios microorganismos patógenos, como el coronavirus, porque conduce a la oxigenación de las células que impiden la entrada del virus o lo eliminan por oxidación».

Lo cierto es que el Dióxido de Cloro está siendo confundido en forma ‘astuta’ y errónea   con el líquido “legía”  por los medios de comunicación, que buscan ridiculizar una sustancia que ha salvado y está salvando miles de vidas, y que también haría completamente innecesario el uso de emergencia de vacunas experimentales. Al igual que otros medicamentos que demuestran ser efectivos.

La ciudad de San José de Chiquitos, en México, fue nombrada recientemente por una diputada Argentina al estar libre de COVID tras empezar a usar el dióxido de cloro: