5G

Los riesgos para la salud de los Campos Electromagnéticos no-ionizantes despiertan polémica.

Sin embargo, la evidencia científica que señala graves peligros va creciendo: incremento de riesgo de cáncer, infertilidad, deficits en el aprendizaje y la memoria, trastornos neurológicos, electrohipersensibilidad,…

En los últimos años hemos asistido a denuncias de colectivos ciudadanos y de científicos, investigadores y expertos (independientes de la industria) sobre los conflictos de interés de los comités que deciden sobre los niveles permitidos a los que estamos expuestos toda la población.

Según diversos expertos cada vez más investigaciones apuntan a la necesidad de elevar la clasificación de la radiación de radiofrecuencias como carcinógeno a 2A o incluso a 1. (Telefonía móvil, wifi, Teléfonos inalámbricos DECT,…) Esto unido a la evidencia de importantes efectos biológicos no térmicos refuerza la pertinencia de la aplicación del principio de precaución en lo relativo a la bajada de los niveles de exposición, con especial atención a los colectivos más vulnerables como son los niños.

En contraste, el avance hacia la tecnología 5G implica un aumento radical de los niveles de contaminación electromagnética. Por ello 180 médicos y científicos de 36 países han escrito una carta pública a la Unión Europea pidiendo una moratoria en su implantación.

Mientras tanto la industria intenta hacer prevalecer un discurso hegemónico sobre la inocuidad con grandes inversiones en medios de comunicación y en lobbismo poco transparente.

Creemos que esto al menos merece un debate profundo entre la opinión pública.

Científicos coreanos usan la red 5G
para detectar tus emociones y predecir crímenes

 

Tecnología y Prevención  – 5G –

Tecnología y Prevención

 

* indicates required