Alerta por aumento de casos de embarazadas graves INYECTADAS contra el COVID-19 en CTI

Aumento en la cantidad de embarazadas graves en CTI tras las inyecciones contra el COVID-19 en distintos puntos del país.

Hace pocas horas han muerto al menos dos embarazadas de 27 y 32 y es evidente que los medios de comunicación “MIENTEN” al igual que los diferentes centros de salud al informar.

 Al menos cinco embarazadas o parturientas -en algunos casos ya dieron a luz-, que debieron ser internadas en CTI tras presentar cuadros graves.  Hay casos en los hospitales de Tacuarembó, Rivera, Paysandú, y también en el Hospital de Clínicas.

Una chica de 33 años, joven oriunda del pueblo Quintana, de Salto. Este martes tuvo que ser ingresada de urgencia al CTI del Hospital de Tacuarembó por un “complejo cuadro respiratorio”.

Prioridad en la vacunación.

Este miércoles el Ministerio de Salud Pública (MSP) anunció que dará “prioridad” a las más de 26.900 embarazadas en la vacunación contra el COVID-19. Lo anunció el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, tras la recomendación de la comisión asesora de vacunas. Salinas deberá indefectiblemente responsabilizarse de las acciones cometidas en diferentes centros de salud, así también como otros facultativos.

Claudio Sosa, presidente de la Sociedad Uruguaya de Ginecotocología e integrante del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), señaló a un diario matutino que “es deseable que (las embarazadas) lleguen al tercer trimestre” vacunadas. Si bien la poca evidencia que hay solo es con las dosis de Pfizer, hoy “no hay ningún elemento para decir que la vacuna ponga en riesgo y aparentemente los beneficios son importantes”.

La propia Pfizer como el mismo Ministerio de Salud Pública indican que “NO SABEN” hasta dónde puede afectar las “inyecciones” a las personas, sin embargo estan los irresponsables genocidas, malignamente desesperados por seguir vacunando a las personas, especialmente a las embarazadas y van por nuestros hijos.

Usted está alertado. No se deje inyectar